Almacen de Recetas

Salt-n-Pepper logo
site intro

Blog

post cover
Comientarios(4)

El merengue es una espuma formada con claras de huevo batida que se refuerza al añadir azúcar y/o calor a la preparación. Dependiendo de las cantidades añadidas, la textura puede variar… Acá te dejamos los 3 tipos de merengues más utilizados y como se hacen para que te saquen de esos apuros….

MERENGUE FRANCES

  • 150 g claras de huevo (4 unidades)
  • 150 g azúcar
  • 150 g azúcar impalpable
  • Crémor tártaro opcional Esencia vainilla

Merengar las claras con una pizca de crémor tártaro y un poco de azúcar. Cuando forme espuma incorporar el resto del azúcar y opcionalmente perfumar con esencia de vainilla. Retirar de la batidora e incorporar a mano el azúcar impalpable tamizado. Trazar los merengues  con una manga sobre una placa con papel manteca y secar en horno súper bajo por 90 a 120 minutos, a veces más tiempo según el tamaño.

Unir con dulce de leche o con crema Chantilly o crema pastelera, Nutella, o lo que quieran.

Es el mas inestable de los 3 merengues y el de textura granulosa. Se pueden hacer saborizados como por ejemplo con cacao. En el momento que le van a incorporar el azúcar impalpable tamizado remplazan una cucharada de azúcar por cacao e incorporan con la mano.

Se usa también para hacer discos y rellenar tortas y además para hacer pavlovas. Por lo general no se utiliza para decorar tortas.

MERENGUE SUIZO

  • 2 claras (90 g)
  • 180 g de Azúcar
  • Esencia de vainilla
  1. En un bowl agrega las claras y el azúcar, mezcla muy bien.
  2. Llevá el bowl a baño de maría a fuego medio, y con un batidor de mano, batí hasta que se disuelva completamente los granos de azúcar.
  3. Llevá la mezcla a una batidora eléctrica, añadí unas gotas de esencia de vainilla y batí a velocidad medio alta durante 8 minutos hasta que el bowl este frío.

Para saber que el merengue suizo está en su punto, levanta la batidora y, si se obtienen picos estables, ya está listo!!

Este merengue es ideal para usar como base para diferentes mousses, para cubrir y decorar cupcakes, tortas, tartas, postres. También se puede usar para secar en el horno. Por ejemplo, si estamos decorando una torta y nos sobra podemos hacer merenguitos y secarlos en el horno con el excedente.

MERENGUE ITALIANO

  • 100 g claras
  • 200 g azúcar
  • 70 cc agua
  • 1 cda. jugo de limón.
  1. Colocá en una cacerolita el agua y el azúcar.
  2. Calentá sobre fuego medio.
  3. Cuando la mezcla en el fuego comience a burbujear, comenzá a batir las claras, con una cucharada de Azúcar, hasta que estén espumosas.
  4. Al llegar el almíbar a 118 °C, volcar sobre el batido de claras, sin dejar de batir, y agregá el jugo de limón.
  5. Continuá batiendo hasta que la preparación llegue a temperatura ambiente.

El almíbar hirviendo debe incorporarse en forma de hilo fino a las claras, sin dejar de batir. El hilo de almíbar debe agregarse muy cerca de la pared de la cuba de la batidora, de lo contrario si cae sobre el batidor, este lo dispersa y no se une a la preparación.

Es quizás un poco mas complicado de hacer pero es mas rendidor, cremoso, consistente, brillante, permaneciendo la decoración sin alterarse y sin soltar líquido (a diferencia del merengue francés, que suelta algo de líquido). O para dar volumen a las mousses.

RECORDAR!! importante que no haya ningún restos de yema y también es necesario hacer el merengue en un recipiente limpio y bien seco.

 

 

 

 

120 minutos

Categories
Consejos

Deja un comentario

Comentarios